Quito. Petroecuador y Petroamazonas, las dos petroleras estatales de Ecuador, planean fusionar sus operaciones de exploración, desarrollo y producción en una sola unidad que podría producir más de 350.000 barriles por día (bpd), dijeron ejecutivos.

Petroecuador, la compañía más importante del país miembro de la OPEP, produjo cerca de 200.000 bpd durante los primeros seis meses de este año, mientras que Petroamazonas bombeó alrededor de 160.000 bpd.

La producción combinada de ambas firmas representa cerca de un 70% por ciento del bombeo total del país sudamericano.

"Lo que queremos hacer es tener dos empresas (...) una que sea una empresa exclusivamente de exploración y producción y la otra que sea una empresa especializada en transporte, refinación y comercialización," Oswaldo Madrid, gerente general de Petroamazonas.

La compañía de exploración, desarrollo y producción llevará por nombre Petroamazonas, y la de refinación, transporte y distribución se llamará Petroecuador, dijo a la prensa.

Una vez que las operaciones de exploración y desarrollo se fusionen, Petroamazonas controlará activos valorizados en US$3.000 millones.

Ambas compañías deberían iniciar sus operaciones en octubre de 2012, aunque sus funcionarios necesitarían otros seis meses para finalizar los cambios.

"En términos cuantitativos aspiramos a un mejor control y reducción de los costos operativos, a mejorar la rentabilidad de nuestras actividades", dijo el director de Petroecuador Marco Calvopiña.

Actualmente, Petroamazonas sólo está involucrada en actividades de exploración y producción, mientras que Petroecuador también realiza actividades de refinación, transporte y distribución y opera un oleoducto clave y tres refinerías.

La economía de Ecuador depende fuertemente de las exportaciones petroleras.

Los altos precios del petróleo en los últimos meses han permitido al presidente de izquierda, Rafael Correa, elevar el gasto social, lo que ha impulsado su popularidad entre la población de escasos recursos del país.

Correa, un aliado del presidente venezolano, Hugo Chávez, ha implementado reformas para impulsar las ganancias estatales de la industria petrolera en los últimos años.

Las reformas alentaron a los inversores extranjeros a congelar sus inversiones en el país andino.

No obstante, el ministro de Petróleo de Ecuador, Wilson Pastor, dijo a inicios de este año que las petroleras extranjeras invertirían unos 450 millones de dólares en el 2011, lo que ayudaría a Ecuador a elevar levemente su producción de crudo el próximo año.