Houston. Las mayores petroleras del Golfo de México redujeron este jueves su producción de crudo y gas natural, a medida que la tormenta tropical Don avanzaba hacia la costa del estado de Texas, donde podría tocar tierra este fin de semana.

Don ha recortado en 7% la producción de petróleo en el Golfo de México y en 3% la de gas natural, pero analistas refieren que es improbable que cause el cierre prolongado del bombeo o daños en la infraestructura de energía por su relativa debilidad y su ubicación en el golfo.

BP Plc, Shell, Anadarko y Exxon Mobil Corp suspendieron su producción y evacuaron al personal de sus plataformas.

Al mediodía del jueves, se había suspendido el bombeo de unos 94.962 barriles de petróleo en el golfo, así como la producción de 148 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, según un reporte del gobierno de Estados Unidos.

En varios casos, las plataformas en el Golfo de México han estado produciendo muy por debajo de su capacidad normal.

Don se ha convertido en la mayor amenaza a la infraestructura petrolera en lo que va de la actual temporada de huracanes del Atlántico, pero analistas y meteorólogos dicen que los recortes en la producción eran preventivos y no creen que la tormenta afecte plataformas o a la producción.

"En base a lo que estoy viendo ahora (...) no habrá ningún daño significativo a menos que la tormenta se vuelva más seria", dijo el analista John Troland, basado en Houston.

Localizada en el centro del Golfo de México, Don tiene vientos de hasta 72 kilómetros por hora y podría alcanzar Texas la tarde del viernes, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH).

Evacúan plataformas. Anadarko interrumpió la producción en seis plataformas de petróleo y gas en el oeste del Golfo de México y evacuó a todo su personal, unos 185 operarios.

Datos de Reuters mostraron que las instalaciones tienen la capacidad para producir cerca de 310.000 barriles de crudo por día (bpd) y más de 1.100 millones de pies cúbicos diarios de gas natural.

BP Plc dijo que suspendería el bombeo de hidrocarburos de su plataforma Atlantis, en el Golfo de México, que puede producir hasta 200.000 bpd de petróleo, como medida de precaución ante el avance de la tormenta.

El portavoz de Exxon, Patrick McGinn, dijo que su compañía suspendió cerca de 8.000 bpd de petróleo y 50 millones de pies cúbicos de gas natural, y evacuó al personal de apoyo de sus instalaciones que se ubican en la trayectoria de la tormenta.

Shell cerró las operaciones de su instalación Perdido en el oeste del Golfo de México, que tiene una capacidad de 100.000 bpd.

Otras dos plataformas de BP en el Golfo de México, Mad Dog y Holstein, se encuentran cerradas por mantenimiento.

Otros grandes productores del Golfo de México como Chevron Corp, estaban evacuando a su personal de apoyo de las plataformas.

El Golfo representa 29% de la producción de petróleo de Estados Unidos y 13% de la de gas natural según la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA, por su sigla en inglés).

La costa estadounidense del Golfo de México posee casi 40% de la capacidad de refinación de Estados Unidos y cerca de 30% de la capacidad de procesamiento de gas natural.

El Centro Nacional de Huracanes dijo que Don se dirige a Corpus Christi, Texas, un importante centro de refinación ubicado al oeste de uno mucho mayor cerca a Houston.

En el exportador petrolero, México, la producción no ha sido afectada hasta el momento, aunque la estatal Pemex está supervisando la trayectoria de Don y ha reunido un equipo de respuesta de emergencia, informó la compañía.