El presidente del organismo patronal Instituto Brasileño del Petróleo (IBP), Joao Carlos de Luca, presentó este lunes al gobierno una lista de demandas con la finalidad de superar las dificultades que atraviesa el sector petrolero.

La solicitud fue hecha en el marco del Congreso Petróleo y Gas realizado en la ciudad de Río de Janeiro, donde el representante consideró fundamental reducir la concentración que tiene en el mercado la estatal Petróleo Brasileño Sociedad Anónima (Petrobras).

El dirigente petrolero aseguró que los frecuentes escándalos de corrupción que ha tenido Petrobras en los últimos meses, los cuales han "salpicado" a ex directores de la estatal, también han generado un "impacto inevitable" en todo el sector de los hidrocarburos.

Otra de las críticas se refirió al control impuesto por el gobierno a los precios de la gasolina, lo que a su vez ha generado problemas de liquidez.

De acuerdo con el IBP, en los últimos meses el sector ha tenido que importar derivados del petróleo a precios más altos para poder atender la demanda interna.

De Luca solicitó también modificaciones al marco regulatorio aprobado en 2010 referente a los yacimientos en aguas profundas del Atlántico, lo que generó un mayor peso de Petrobras en la explotación de la zona conocida como "presal".

"Proponemos una adecuación de la política de contenido local a la realidad actual para superar los cuellos de botella existentes", dijo De Luca.

Pidió, además, elaborar un calendario de licitaciones a largo plazo, con la finalidad de que la industria pueda planificar sus inversiones.

La ausencia de planeación ha generado una caída en las inversiones de las empresas privadas y ha contribuido a una concentración del mercado en torno a la estatal Petrobras, sostuvo.

Entre 1999 y 2008, Brasil efectuó licitaciones cada año, que posteriormente fueron suspendidas para estudiar cambios en el marco regulador que hasta entonces se realizaba bajo el modelo de concesión.

En 2013 se realizaron dos rondas de licitaciones bajo el régimen de concesión, así como la primera subasta con reglas de producción compartida.