Buenos Aires. Petroleros del norte de Argentina levantaron una huelga que paralizó una refinería, tras la intervención del gobierno en el conflicto, dijo este domingo un líder sindical, mientras que otro paro sigue frenando la producción de crudo en el sur del país austral.

La huelga en la provincia norteña de Salta había comenzado este miércoles y afectó a la importación de gas desde Bolivia. La refinería perjudicada es de la empresa Refinor, por la que circula todo el fluido que ingresa a Argentina para ser comprimido.

"A partir de la mañana del sábado los trabajadores volvieron a las fábricas", dijo a Reuters Alberto Romero, secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Salta y Jujuy.

El gremialista afirmó que la cancelación de la huelga se produjo luego de que el ministerio de Trabajo emitiera una resolución que ordena a la empresa a cumplir algunos pedidos de los trabajadores, incluido un incremento salarial del 8%.

Los accionistas de Refinor son la filial local de la estatal brasileña Petrobras , YPF -filial local de la española Repsol YPF- y la argentina Pluspetrol.

En tanto, petroleros de la provincia sureña de Santa Cruz continúan con una huelga que mantiene paralizada la producción de crudo en esa región desde hace más de una semana, pese a la orden del gobierno de suspender la medida para negociar.

Testigos dijeron que en muchas gasolinerías de la ciudad de Buenos Aires faltaba el combustible de 95 octanos este domingo.

Los trabajadores de Santa Cruz, que produce casi el 20% del crudo de Argentina, reclaman alzas salariales del 25%, en un conflicto que frenó en esa región la producción de las empresas Repsol-YPF, Occidental Petroleum Corp y Pan American Energy.