Buenos Aires. Trabajadores petroleros de la provincia argentina de Santa Cruz rechazaron un acuerdo alcanzado en la víspera por líderes sindicales con las firmas y seguían con una huelga que paraliza la producción de crudo en la zona desde inicios de abril, dijeron este martes fuentes del sector.

Representantes de los petroleros habían acordado un incremento salarial y mejores condiciones laborales y además el gobierno había ordenado el cese de la medida de fuerza, pero una asamblea de trabajadores, en disidencia con la cúpula sindical, resolvió mantener la huelga el lunes a la medianoche.

"La asamblea de trabajadores no aceptó lo acordado con el ministerio de Trabajo, así que continuará el paro. Ahora los trabajadores están en una nueva asamblea para tomar una decisión final", dijo a Reuters una fuente del sector bajo condición de anonimato.

La huelga frenó la producción de las empresas Repsol-YPF, Occidental Petroleum Corp y Pan American Energy en el norte de Santa Cruz, donde se produce casi el 20% del crudo de Argentina.

Las empresas habían acordado conceder a los trabajadores, afiliados en el Sindicato del Petróleo y Gas Privado de la provincia austral de Santa Cruz, un alza salarial de 10% retroactivo a marzo, y una mejora de las condiciones de trabajo.

No hubo nadie inmediatamente disponible en el sindicato para hacer declaraciones.