Bogotá. La petrolera canadiense Petrominerales Ltd prevé aumentar en 20% su gasto de inversión en Colombia este año a US$600 millones, principalmente en actividades de exploración de crudo, anunció este jueves un importante directivo de la compañía.

Petrominerales es uno de los varios exploradores de Canadá y una de las firmas que está comprando activos en el cuarto productor de petróleo de América Latina.

"La gran mayoría de nuestros gastos son en exploración", dijo el presidente de la compañía, Corey Ruttan, en una conferencia de prensa en Bogotá.

En 2010, la empresa invirtió US$500 millones en Colombia y prevé un incremento gradual en los próximos años.

Ruttan reveló que Petrominerales tiene una meta de producción de alrededor de 45.000 barriles por día (bpd) para finales de 2011, desde un poco más de 40.000 bpd en la actualidad.

La compañía recibió recientemente autorización para que sus acciones coticen en la Bolsa de Valores de Colombia a partir del 3 de agosto.

Petrominerales perforó 16 pozos el año pasado, 15% de la exploración total realizada en Colombia, y en el 2011 espera perforar alrededor de 36 pozos exploratorios.

En la actualidad, la firma opera 15 bloques exploratorios en el país, ubicados en las cuencas de los Llanos, Putumayo y Magdalena Medio, regiones con el mayor potencial y en los que tiene el cien por ciento de la participación.

Extensa área de exploración. Adicionalmente, tiene dos contratos de producción incremental con la estatal Ecopetrol en los departamentos de Putumayo y Huila. El área de exploración de Petrominerales cubre más de 800.000 hectáreas en el país.

Colombia goza de un auge de exploración y explotación petrolero y minero desde el 2002 por una ofensiva militar apoyada por Estados Unidos.

La ofensiva obligó a las guerrillas izquierdistas de las FARC y del ELN a replegarse a apartadas zonas selváticas y montañosas, lo que ha facilitado la exploración y explotación en regiones que antes controlaban los rebeldes.

Pero el país intenta modernizar su atrasada infraestructura de oleoductos, carreteras y puertos para aprovechar el auge petrolero y minero.

Petrominerales, al igual que otras empresas petroleras, enfrenta problemas de transporte de crudo que encarecen los costos de operación.

La firma anunció en junio la compra de una participación de 5% en el oleoducto Ocensa a la francesa Total, por US$281 millones.

Además, la empresa canadiense participa como accionista del Oleoducto Bicentenario con el que busca tener acceso al transporte de 120.000 bpd, al tiempo que evalúa la expansión del Caño Limón-Coveñas.

Ruttan aseguró que con las inversiones en oleoductos que ha hecho Petrominerales y las que considera hacer, cada vez más está cerca la posibilidad de que empiece a exportar crudo directamente a los mercados internacionales.