Lima. La recuperación para consumo nacional del lote 88, que no podía ser utilizado por estar en garantía o prendado, permitirá viabilizar el desarrollo de un polo petroquímico en el sur de Perú, al incrementar las reservas de gas natural, señaló este sábado el presidente de directorio de Petroperú, Humberto Campodónico.

“En este momento se quiere hacer la petroquímica en el sur, pero estando en garantía el gas del lote 88 no se podía hacer, dado que el hidrocarburo no podía ser vendido por estar comprometido”, indicó.

El gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006) comprometió el lote 88 para que fuera la garantía de exportación del lote 56, trasgrediendo el ordenamiento legal y jurídico, porque el lote 88 estaba destinado al mercado gasífero interno y no a la exportación, recordó.

“De esa forma, estando el gas del lote 88 como garantía de exportación no podía ser usado por los peruanos para el consumo interno y lo que se ha hecho ahora es recuperar dicho lote para el Perú”, explicó.

Anotó que algunos sostienen que no se puede hablar de una recuperación del lote 88, porque nunca se exportó nada, pero lo cierto es que tampoco se podía usar el recurso natural.

“Lo que se está haciendo es que el gas del lote 88 pueda ser utilizado por los peruanos y por empresas que van a operar en el Perú, pues lo cierto es que nunca debió utilizarse para servir de garantía de exportación”, anotó.

Asimismo, apuntó que el proyecto del Gasoducto del Sur Andino se viabiliza con el lote 88, ya que se cuenta con reservas y ello posibilita la construcción del gasoducto.

“Quienes dicen que no hay una recuperación, simplemente quieren tapar el sol con un dedo, pues en su momento no pudieron recuperar dicho lote, pese a los decretos supremos emitidos por el gobierno anterior (de Alan García), pero ahora sí se está logrando”, aseveró en declaraciones a la Agencia Andina.

Campodónico manifestó que hubo varias empresas que le han solicitado gas a Pluspetrol, operadora de Camisea, pero esa demanda no podía ser atendida porque dicho lote estaba comprometido para ser garantía de exportación, por lo que el gobierno de Ollanta Humala espera recuperarlo para el consumo interno.

Reiteró que el lote 88 jugará un papel muy importante en la construcción del Gasoducto del Sur Andino, pues aportará más reservas (adicionales a las que aportará el lote 56) y de esa manera el gasoducto se hará una realidad.

El jefe de Estado, Ollanta Humala, señaló el jueves último en la localidad cusqueña de Quillabamba, que la construcción del Gasoducto del Sur Andino y el desarrollo de un polo petroquímico, implicarán inversiones por US$16.000 millones y la generación de 40 mil puestos de trabajo a lo largo de la ejecución de estos proyectos.