Petroperú y el gobierno regional del Cusco dieron los pasos iniciales de lo que será el largo camino hacia el cambio de matriz energética en el país andino, al suscribir un Acuerdo de Intenciones para la  masificación del uso de gas natural, en la Región del Cusco.

“El Gasoducto Sur Andino de todas maneras será una realidad”, afirmó el presidente del Directorio de Petroperú, Humberto Campodónico Sánchez, al tiempo de ratificar que ese ha sido un viejo anhelo de los pueblos del sur del país y una propuesta de la actual gestión.

De esta manera, Campodónico Sánchez y el gerente general de Petroperú, Pedro Méndez, así como el arquitecto Jorge Acurio Tito, presidente del gobierno regional del Cusco, sellaron con sus respectivas firmas un acuerdo trascendental que tiene como objetivo fomentar el uso de combustibles limpios con mayor sostenibilidad, bajo una misma premisa: consumir lo que hay en abundancia y dejar de consumir lo que el país no produce e importa (principalmente diesel).

Campodónico dijo que promover el uso del gas natural no solo significa utilizar adecuadamente los recursos energéticos del país, sino que supone  respeto al medio ambiente,  incremento de la competitividad y también elevar el nivel de vida de los peruanos.

“El desarrollo sostenible y la inclusión social no serán posible mientras no exista un óptimo aprovechamiento de los recursos energéticos por parte de todos nuestros ciudadanos”, acotó.

A su turno, Acurio Tito saludó este importante acto que, dijo “simboliza el  apoyo mutuo, para lograr objetivos comunes a favor de la población. Con el Gasoducto Sur Andino seremos un país con crecimiento y más justo”.

El referido acuerdo establece compromisos para cada una de las partes a fin de optimizar los esfuerzos para hacer posible la masificación del gas natural.

Con ese fin, el gobierno regional se compromete a agilizar la obtención de autorizaciones, licencias, permisos, y demás requisitos que sean necesarios.

Junto a lo anterior está el contribuir con sus recursos financieros, logísticos y profesionales para la creación de infraestructura, suministro de equipos y/o implementación de proyectos de comercialización de gas natural, tendiente a lograr la pronta disponibilidad del gas natural en el Cusco.

Por último, se compromete a contratar los estudios necesarios para evaluar proyectos de factibilidad social a fin de atender a la población más necesitada.

Del mismo modo, a realizar los estudios que permitan el financiamiento de programas de conversión a gas natural y/o subsidios para el logro de los objetivos presentes en el acuerdo.

Por su parte, Petroperú se comprometió a implementar proyectos relacionados a la comercialización de gas natural en esa región que resulten viables y hayan sido aprobados por los órganos societarios correspondientes, además de contribuir con la promoción, investigación y capacitación sobre el uso del gas natural a la población y personal técnico relacionado con los proyectos.

La petrolera nacional también se obliga a evaluar los proyectos vinculados a la comercialización y distribución del gas natural, y facilitar la información disponible sobre los resultados obtenidos en las evaluaciones correspondientes para beneficio de la población.

El acuerdo suscrito tiene una vigencia de doce meses renovable automáticamente y establece que para el logro de sus objetivos, las partes podrán celebrar acuerdos específicos adicionales.