Pfizer anunció un aumento del 53% en su beneficio durante el primer trimestre del año pero redujo su previsión de ganancias para el conjunto de 2013.

El primer grupo farmacéutico mundial registró un beneficio neto de US$2.750 millones, frente a los US$1.794 millones del primer trimestre de 2012, según informó en un comunicado.

Las ventas bajaron hasta US$13.500 millones, 9% menos que los 14.885 millones del período enero-marzo del ejercicio anterior.

Ante esas menores ventas, el beneficio se logró gracias a las operaciones de su empresa conjunta en China y a la venta de otros activos.

El beneficio por acción fue de 0,54 dólares, frente a los 0,38 dólares del primer trimestre de 2012.

La compañía modificó a la baja sus previsiones de ventas y beneficios para el conjunto de 2013, de forma que ahora prevé ganar 2,14-2,20 dólares por acción, frente a los 2,20-2,30 previstos hasta ahora.

Con este descenso de las previsiones, las acciones de la compañía bajaban algo más de 3% en las operaciones electrónicas previas a la apertura de la sesión en la bolsa de Wall Street, en la que los títulos de Pfizer se han revalorizado 21,34 % en lo que va de año.