Reuters. La farmacéutica Pfizer Inc logró la aprobación formal de su directorio el domingo para la adquisición del fabricante de bótox Allergan Plc por más de US$150.000 millones (141.000 millones de euros), lo que dará lugar a la mayor farmacéutica del mundo, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

La compra, la mayor en la historia del sector de la salud, se anunciará este lunes y probablemente provocará la ira política en un año de elecciones presidenciales en Estados Unidos, porque Pfizer cambiaría su domicilio a Irlanda, donde Allergan está registrada, en una "inversión" que recortaría su impuesto de sociedades.

La operación también reaviva el debate en la industria farmacéutica sobre el papel de la investigación y el desarrollo, con el CEO de Allergan, Brent Saunders, negociador prolífico y escéptico de un descubrimiento de fármacos en casa, uniéndose a la compañía combinada en una posición de influir sobre su estrategia.

El acuerdo implicaría que Pfizer pagará con 11,3 de sus acciones por cada papel de Allergan, dijeron las fuentes. También habrá un pequeño componente en efectivo, que representa menos del 10 por ciento del valor de la operación, dijeron las personas consultadas.

El presidente ejecutivo de Pfizer, Ian Read, de 62 años, será el nuevo CEO de la compañía combinada, con el presidente ejecutivo de Allergan, Brent Saunders, de 45 años, en un puesto muy senior centrado en operaciones y en la integración, dijeron las fuentes.

Saunders también ocupará un asiento en el consejo de administración de la compañía combinada, dijo una de las personas.

Las fuentes consultadas no fueron identificadas porque los términos del acuerdo aún no son públicos. Pfizer y Allergan declinaron realizar comentarios.