Procter & Gamble informó este viernes una caída en sus ventas, apenas semanas después que el mayor fabricante mundial de productos de consumo anticipó un desempeño decepcionante y dijo que se enfocaría en buscar un camino para mejorarlo.

El fabricante de los pañales Pampers y del detergente Tide dijo también que recompraría acciones por US$4.000 millones durante el actual año fiscal, revirtiendo un anuncio de junio en el que señaló que no tenía planes de hacerlo.

P&G ganó US$3.630 millones, o US$1,24  por acción en el cuarto trimestre terminado el 30 de junio, que se compara con la ganancia de US$2.510 millones, o US$0,84 por papel, del mismo período del año pasado.

Las ganancias estructurales alcanzaron los US$0,82 por acción, superando el techo de una proyección que P&G había dado en junio.

Los ingresos cayeron un 1% a US$20.210 millones y las ganancias por operaciones continuas llegaron a US$0,74 por acción.

Los analistas esperaban una ganancia de US$0,77 por papel y ventas por US$20.260 millones, según Thomson Reuters I/B/E/S.