Philip Morris International Inc y Altria Group Inc están discutiendo una fusión, a través de una operación solo en acciones, que podría unir a las dos compañías de tabaco más grandes del mundo y ayudarles a dominar el mercado de cigarros electrónicos.

Las acciones de Altria, que nació de la separación de Philip Morris hace más de una década, subieron más del 6%, pero luego borraron las ganancias para cotizar con una baja de un 3.3%, después de que CNBC informó que el acuerdo no tenía prima.

Los títulos de Philip Morris cayeron un 6,8%, ya que algunos analistas dudaron del beneficio del negocio, que reuniría a los dos propietarios de la marca de cigarrillos Marlboro.

Una fusión de ambas crearía una compañía con un valor de mercado de más de US$200.000 millones, lo que representa la cuarta fusión más grande de todos los tiempos, según datos de Refinitiv.

Philip Morris, que opera fuera de Estados Unidos, ha desarrollado un cigarro electrónico llamado iQOS. Altria, que tiene su negocio en Estados Unidos, posee una participación del 35% en la empresa de vapeo Juul Labs Inc.

Philip Morris, que opera fuera de Estados Unidos, ha desarrollado un cigarro electrónico llamado iQOS. Altria, que tiene su negocio en Estados Unidos, posee una participación del 35% en la empresa de vapeo Juul Labs Inc.

Los volúmenes de ventas de cigarrillos de todo el sector cayeron un 4.5% en 2018, sobre una base ajustada, según analistas de Cowen. El mercado de cigarrillos electrónicos supuso US$11.000 millones de ingresos en 2018 y se espera que crezca más del 8% anual durante el próximo lustro, según la firma de investigación Mordor Intelligence.

A diferencia de los cigarros tradicionales, los dispositivos iQOS calientan cilindros de tabaco envueltos en papel, generando un vapor que contiene nicotina. Son diferentes de los cigarrillos electrónicos, como el popular dispositivo Juul, que vaporiza un líquido con nicotina.