AT&T México pidió a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) condicionar el acceso de Telmex-Telcel (AMX) a la infraestructura y derechos de vía del Sistema Eléctrico Nacional (SEN). La condición es que obtenga previa opinión favorable en materia de competencia económica por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

En su comentario enviado a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), como parte de la consulta pública del anteproyecto Disposiciones Administrativas de Carácter General para Permitir el Acceso a Prestadores de Servicios de la Industria de Telecomunicaciones que Utilicen las Instalaciones y Derechos de Vía del Sistema Eléctrico Nacional, la firma estadounidense solicitó que, “para acceder a la infraestructura y derechos de vía del SEN, el agente económico preponderante en el sector telecomunicaciones deberá previamente obtener opinión favorable en materia de competencia económica por parte del IFT para cada uno de los puntos de acceso que soliciten”.

En el tema para un eventual mecanismo de subasta, AT&T consideró que será importante incluir dentro de los criterios generales para la elaboración de las bases que emita la CRE la obligación de solicitar la opinión a la Unidad de Competencia del IFT para el caso de no limitar la libre participación, así como el que los participantes no concentren indebidamente bienes finitos y limitados y así evitar que participen aquellos prestadores que ya tienen cubiertas ciertas rutas.

El proyecto plantea que las empresas contarán con un plazo de hasta 12 meses para retirar los cables en desuso, accesorios y publicidad que hubieren colocado en las instalaciones y derechos de vía del SEN que no cumplan con la regulación. El incumplimiento a lo anterior será penalizado en términos de los Contratos de Acceso que tengan suscritos actualmente.

AT&T consideró que el plazo de 12 meses será insuficiente, por lo que pidió ampliarlo a 24 meses.

A este respecto, la telefónica refirió que en el análisis costo-beneficio no se hace mención a los costos en que tendrán que incurrir los prestadores de los servicios para retirar los cables de reserva, cables en desuso, accesorios y publicidad instalados a la fecha y que se contempla un plazo de 12 meses.

Previamente, Grupo Televisa pidió a la CRE dejar fuera a América Móvil-Telmex de la política de acceso a postes del SEN, a efecto de propiciar verdaderas condiciones de competencia en el sector.

El proyecto prevé poner a disposición de operadores de telefonía acceso a 11 millones de postes del servicio eléctrico, para alcanzar con fibra óptica hasta a 98.2% de la población.