San Pedro Sula, Honduras. La Fiscalía contra la Corrupción solicitó al Juzgado de lo Penal girar órdenes de captura contra cinco implicados en el escándalo de los Sextos Juegos Deportivos Centroamericanos, que se realizaron en San Pedro Sula en 1997.

El vocero del Ministerio Público, Elvis Guzmán, dijo que las órdenes solicitadas en el país y el extranjero son contra el ex alcalde sampedrano, Jerónimo Sandoval Sorto; Luis Alonso Barahona Manzano, Felipe Nery González, Edgardo Pacheco Reyes y Luis Ramón Hernández porque se investiga su presunta participación en los delitos de abuso de autoridad y fraude contra el Estado de Honduras.

La coordinadora del Ministerio Público, Marlene Banegas, explicó que los hechos ocurrieron en 1997, es decir, hace 14 años, y que esta petición no se hacía debido a que recursos planteados por la defensa de los acusados, en la Corte de Apelaciones y Corte Suprema de Justicia, impidieron la marcha ágil de la causa.

Pero el Tribunal Supremo dio finalmente la razón a la Fiscalía para que, en función de su tesis acusatoria, plantee los requerimientos correspondientes.

La resolución de la Corte Suprema indicó que hay suficientes elementos para seguir investigando a los cinco imputados.

Guzmán agregó que los ahora imputados supuestamente cometieron actos irregulares en el evento Sextos Juegos Deportivos Centroamericanos conocido popularmente como el "pichetazo".

Guzmán explicó que, según las investigaciones, los ahora imputados ejecutaron un contrato para la construcción de obras en el área de entrenamiento del estadio Olímpico, además de la contratación de obras directas y la ejecución de obras en estadios de softbol.

La acusación abarca la mala construcción del complejo Olímpico Metropolitano de San Pedro Sula, en el que se obviaron los procesos de licitación correspondientes.

Guzmán mencionó: "En cuatro de diez expedientes, la Fiscalía ha encontrado pruebas suficientes".