Washington. Tras recibir el saludo de bienvenida a la Cumbre de Seguridad Energética por parte del mandatario estadounidense, Barack Obama, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, tuvo un encuentro con la prensa, donde afirmó que “es muy peligroso que sigan proliferando las armas nucleares, porque en algún momento pueden caer en manos equivocadas, grupos terroristas, anarquistas o irresponsables que pueden usarlas, provocando graves daños al mundo entero”.

Junto con destacar la importancia de la organización de esta cumbre, el mandatario afirmó que tuvo un breve encuentro con su par estadounidense, Barack Obama.

“Le reiteré la invitación para que visite nuestro país. Queremos que durante esa visita, él pueda hacer una propuesta al mundo latinoamericano”, dijo refiriéndose al llamado de unidad en nuestro continente.

El presidente también tuvo palabras para abordar las críticas que han surgido al trabajo realizado en su primer mes de gobierno.

“Estamos abiertos a la crítica constructiva, pero no vamos a escuchar las críticas que provienen de la ignorancia o de la mala intención”, y agregó que “cuando enfrentamos un desafío tan grande como el terremoto, es cuando más requerimos unidad y no división, generosidad y no pequeñeces, grandezas y no críticas infundadas”.

El jefe de Estado destacó el envío al Congreso del proyecto de ley relativo al Fondo de Reconstrucción, ya que “es un instrumento poderoso para poder enfrentar los desafíos de la reconstrucción y del levantamiento de escuelas, hospitales, viviendas, puertos, puentes, etc.”.

A última hora de la jornada, el mandatario chileno sostuvo diversos encuentros con  otros jefes de Estado, entre ellos, José Luis Rodríguez Zapatero, Cristina Fernández, Lula da Silva, Felipe Calderón y Nicolás Sarkozy.

Este último le reiteró a Piñera su invitación para realizar una visita de Estado al país galo. Por su parte, Felipe Calderón, desafió al mandatario chileno a realizar deportes al comenzar el día, reto que fue aceptado por el presidente Piñera para salir a trotar juntos muy temprano por la mañana del miércoles.

El jefe de Estado continuará mañana con una intensa agenda, que incluye algunas reuniones bilaterales, además de la participación en la Cumbre de Seguridad Nuclear.