Milan. Pirelli, la tercera mayor compañía de neumáticos de Europa, invertirá 1.900 millones de euros (US$2.700 millones) durante los próximos cinco años en productos premium y en su presencia en los mercados emergentes, en un intento por elevar sus márgenes.

En su plan industrial para el 2011-2013, Pirelli se centrará en un margen de ganancias antes de intereses e impuestos (EBIT) de 10,5% a 11,5%, por encima del 7,5% estimado en el 2010, y de las expectativas de los analistas de entre 8,2% y 9,4%.

"Este resultado (el margen del EBIT) será alcanzado principalmente gracias a seguir centrándose en el segmento premium, que crece mucho más rápido que el mercado, y en el segmento de reemplazo," dijo el presidente Marco Tronchetti Provera.

Pirelli planea desarrollarse en la región Asia-Pacífico, consolidarse en Latinoamérica, y aceptar nuevas oportunidades en los nichos de sus productos favoritos en los mercados desarrollados.

Una nueva planta que atenderá al área del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) se establecerá en México con una inversión inicial de US$210 millones.

Los analistas esperaban una inversión a tres años de 830 millones de euros a 1.050 millones de euros.

Los ingresos anuales crecerían 8% por año durante el plan trienal, dijo la firma.

El plan no incluye fusiones y adquisiciones o incrementos de capital. En tanto, la política de dividendos es devolverle a los accionistas alrededor de 40% de la ganancia neta.