La Roya, un hongo que afecta a los cultivos de café en Guatemala, dejaría a 70.000 agricultores sin trabajo, pronosticó este miércoles el ministro de Economía, Sergio de La Torre.

"Consideramos que unas 70.000 personas se quedarán sin empleo por la baja producción, sobre todo en la fase del corte del grano", expresó en rueda de prensa el funcionario, quien añadió que por lo menos dos años serán impactados.

El Ministerio de Trabajo informó que del sector cafetalero dependen de unos 500.000 rabajadores (entre plazas temporales y fijas), por lo que la disminución en la producción también repercutirá en los niveles de pobreza y hambre en varios departamentos, donde además es alta la prevalencia de desnutrición.

El funcionario indicó que también habrá un impacto en la producción y el ingreso de dólares por la venta del arábigo. Según estadísticas del Banco de Guatemala (central), el año pasado se exportó menos café y hubo un descrecimiento en los ingresos de divisas por la venta del aromático.

El volumen de exportación bajó el año pasado en 21%, al vender 216 millones de kilos de café, en comparación con los 274 millones de kilos exportados en 2011.

De igual manera, las divisas obtenidas por exportación del aromático durante el año pasado fueron US$926 millones, US$192 millones menos que en 2011 cuando fueron US$1.118 millones, es decir la caída fue del 17,2%.

El gobierno de Guatemala anunció este martes que destinará unos US$40 millones para combatir el avance de la plaga, la cual afecta ya al 14,5% de la producción local del grano, que es uno de los productos de mayor exportación en esta nación centroamericana.

El proyecto de apoyo será presentado el próximo 8 de febrero, según anunció el Ejecutivo. El Ministerio de Agricultura estima que a la fecha hay poco más de 75 mil plantas dañas por el hongo.