Excelsior.com.mx. La Estrategia Nacional de Energía (ENE) 2012-2026 apuesta a la energía nuclear, ya que propone la construcción de dos centrales nucleares nuevas en el país para complementar las necesidades de generación de electricidad en México, así como impulsar la generación eólica.

La Secretaría de Energía (Sener) expuso que la ENE que fue enviada ayer al Congreso de la Unión para su análisis y aprobación, proyecta diversificar las fuentes de energía, dando prioridad al incremento en la participación de tecnologías no fósiles.

“La ENE propone elevar al 35 por ciento la aportación de combustibles no fósiles a la generación de electricidad. Ésta es una oportunidad para explorar mucho más a fondo nuevos proyectos de energía nuclear”, recalcó la dependencia.

Explicó que México tiene una aportación de 20% de energía limpia a la producción de electricidad, y el reto es elevarla a 35%.

En ese 35%, la aportación de la energía eólica sería de 16,8%, la hidráulica de 9,2%, y la nuclear 6,6%.

“Se hace realmente atractiva la opción nuclear para la generación de electricidad. Sería realmente sencilla la construcción de un par de centrales nucleares, con factores de planta (de eficiencia) significativamente altos y sin los problemas de intermitencia que tienen la generación por medio de otras fuentes renovables”, enfatizó.

Asimismo, estimó que al final de la administración se tendrá una capacidad de mil 500 megawatts instalados en energía eólica.

Plan petrolero. La ENE calcula además un aumento de 20% en la producción de petróleo para 2026, y de 71% en la producción de gas natural, ya que incorpora extracción de gas shale.

Como lo adelantó Excélsior, la ENE tiene como objetivos elevar la producción de petróleo crudo a tres millones 354 mil barriles por día en 2026, desde los dos millones 549 mil barriles por día que se registraron en 2011.

Asimismo, en la Estrategia se plantea aumentar la producción de gas a 11 mil 472 millones de pies cúbicos diarios en 2026, desde seis mil 617 millones de pies cúbicos en 2011.

La Sener agregó que el documento también propone elevar la tasa de restitución de reservas al 110% en 2026, desde 101% actual.

“Deseamos que se esté maximizando el valor económico de la renta energética y que en el futuro el sector promueva el desarrollo tecnológico y que también sea el puntal de la competitividad de las empresas del país”, enfatizó.

“Hemos logrado el 100% de restitución de reservas probadas, por primera vez en la historia. Este dato está avalado por empresas certificadoras y la Comisión Nacional de Hidrocarburos, que le da validez a la estimación”, añadió.

Precisó que la ENE plantea tres objetivos fundamentales: eficiencia económica y productiva; seguridad energética y sustentabilidad ambiental. Asimismo, dispone de siete elementos transversales, entre los que destacan los mencionados objetivos de restituir reservas y elevar las producciones de crudo y gas natural.

“Se incluyó la revisión y estimación de reservas con fecha al 1 de enero de 2012, por lo que se basa en la estimación más actualizada. Contiene ajustes de los yacimientos de Chicontepec, y se reconoce la necesidad de invertir más para incorporar sus reservas al proceso productivo para elevar la producción de 75 mil barriles diarios a niveles significativamente mayores”, advirtió.

Eficiencia. La Sener señaló que para 2026 se plantea que el país tenga un ahorro de 15% en el consumo final de energía, por mayor eficiencia en el consumo.

Detalló que se deberán publicar normas que establezcan límites mínimos de eficiencia energética en los automóviles.

Otro objetivo de la ENE es reducir el impacto ambiental del sector energético, y que las emisiones de CO2 no rebasen las 567 millones de toneladas por año.