Con un presupuesto de 1.200 millones de pesos (US$304 millones) se financiará el plan de inversiones de Aerolíneas Argentinas y Austral, fondos que serán financiados “en gran parte” con fondos de jubilación provenientes de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), según el ministro de Planificación, Julio de Vido.

“Gran parte del plan de negocios de Aerolíneas va a poder sustentarse en el proceso de administración de los fondos previsionales por parte del Estado” sostuvo el secretario de estado, de acuerdo a Clarín.

Los fondos se destinarían a la renovación de la flota aérea de la firma como la renegociación de algunos de los pasivos de la empresa, que al momento de ser estatizada (julio de 2008) totalizaban US$890 millones.

El presidente y gerente general de Aerolíneas, Mariano Recalde, aseguró que antes de 2014 la empresa contará con 73 aviones nuevos y que en julio de este año comenzarán a llegar los 20 aviones Embraer adquiridos al gobierno brasileño, los que se entregarían a razón de 2 unidades mensuales.

Recalde también confirmó la incorporación (en alquiler) de un séptimo Airbus 340 y agregó que “tenemos pensado llegar a un total de 15 aviones de fuselaje ancho, de la misma marca, para evitar ineficiencias que se generan por tener aviones distintos”, dijo Recalde.

Hasta mediados de 2009, la adquisición de esa flota de 15 aviones internacionales fue objeto de una negociación entre el ex-secretario de Transportes, Ricardo Jaime, su jefe De Vido, la empresa Airbus y el grupo Marsans, las que no llegaron a puerto. En este nuevo intento de licitación, el timonel de Aerolíneas sostuvo que la idea también es incluir a Boeing.