Buenos Aires. La petrolera YPF, recientemente nacionalizada por el gobierno argentino, quiere aumentar un 26% su producción de crudo y gas natural para el 2017, dijo este lunes la compañía.

En su primer plan estratégico desde que está bajo control estatal, YPF explicó que necesitará inversiones por US$7.000 millones al año para financiar el aumento de su producción a 216 millones de barriles de petróleo equivalentes en ese período.

Argentina expropió el mes pasado el 51% de YPF en manos de Repsol, a quien acusó de no invertir lo suficiente para evitar una caída en la producción que obligó al país a realizar millonarias importaciones de energía.

La petrolera declaró que el incremento de su producción provendrá del rejuvenecimiento de yacimientos maduros y del inicio de la explotación del gigantesco campo de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta.

YPF explicó que financiara su plan de inversiones con fondos propios y recursos que capte en el mercado de capitales local e internacional.

Argentina no tiene acceso a los mercados de financiamiento internacionales desde el masivo incumplimiento de deuda del 2001/2002. Las empresas argentinas apenas han podido emitir deuda en el extranjero desde entonces.

YPF tuvo un beneficio neto el año pasado de 5.296 millones de pesos (US$1.090 millones).

La petrolera argentina había dicho el lunes que suspendería el pago de dividendos en una primera etapa para reinvertir sus utilidades.