Santa Cruz. El presidente Evo Morales inauguró el sábado el proyecto ciclo combinado en la planta Guaracachi, que generará 82 megavatios para el Sistema Interconectado Nacional (SIN).

El ministro de Hidrocarburos y Energía, Juan José Sosa, en la oportunidad, explicó que el aporte de este proyecto de 82 megavatios representa la demanda total de Tarija y Sucre. "Sólo para que tengan una idea de cuál es el potencial del proyecto", dijo.

Añadió que recibe el nombre de ciclo combinado porque la generación de electricidad se da a través de la combinación de gas y vapor, primera experiencia en Bolivia.

La autoridad manifestó que con el propósito de garantizar el suministro de electricidad en Bolivia, la Empresa Nacional de Electrificación (ENDE) desde 2010, cuando se recuperó el sector hasta entonces administrado por empresas extranjeras, invirtió US$385 millones, sólo en materia de generación de electricidad.

Agregó que para los siguientes años se tiene prevista una inversión de US$656 millones orientada a la generación de 550 megavatios adicionales a través de diferentes proyectos.

Para el gerente de ENDE, Hugo Villarroel, el haber puesto en marcha el proyecto ciclo combinado representa una respuesta contundente a muchos augurios que pretendieron hacer ver que la nacionalización fue inoportuna o innecesaria.

Recordó que cuando el Estado se hizo cargo de la empresa Guaracachi la encontró con varias facturas impagas por el suministro de gas, entre otras deficiencias, lo que ponía en riesgo la existencia de la compañía, pero aún más grave, el suministro de energía en Bolivia.

El jefe de Estado reflexionó sobre la política neoliberal de privatización, capitalización y enajenación de los recursos naturales y las empresas nacionales, que con el argumento de que "Bolivia se nos muere" entregó a capitales extranjeros todos los bienes de Bolivia.

Frente esta situación, dijo en siete años de gobierno (2006 - 2012) se logró recuperar empresas como YPFB, consolidar nuevas compañías como Boliviana de Aviación (BOA) "demostrando que los bolivianos sabemos administrar nuestras empresas", mencionó.

Morales consideró que lo más importante es garantizar alimentos, electricidad y agua a la población y que haya movimiento económico, lo que se está logrando a través de diferentes proyectos, por lo demás, agregó, sólo hay conflictos entre municipios o mineros que hay que solucionarlos.