La Paz. La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informó que el avance físico del proyecto de la Planta de Amoniaco y Urea, a cargo de la compañía Samsung Engineering, es de 64,4% y su ejecución no registra ningún retraso.

"Quiero informar y explicar que en cuanto al avance de la obra, se están cumpliendo los hitos planificados en la construcción de este complejo petroquímico, que será uno de los más grandes de la región", afirmó ante los periodistas en La Paz el presidente de la petrolera boliviana, Guillermo Achá Morales.

Consultado sobre la situación de la empresa Taein, subcontratista de la empresa Samsung Engineering, Achá respondió que la misma entró en quiebra y salió de la construcción.

Aunque aclaró que los trabajos a cargo de esta empresa, así como sus trabajadores están siendo absorbidos por las empresas Serpetbol y Gerimex contratadas por Samsung.

Consideró como "irrisorio" pensar que un problema con una subcontratista de 350 personas, que ha sido resuelto de manera inmediata, podría afectar a una obra donde se encuentran más de 20 empresas y que actualmente con las actividades de construcción emplea y beneficia a más de 2.207 personas.

De acuerdo con información de YPFB, se estima que el complejo petroquímico empezará a operar a partir del 2016.

Asimismo precisó que se han concluido la adaptación de la tecnología, la ingeniería básica y la ingeniería de detalle en su totalidad.

En cambio la construcción y montaje de esta planta, que producirá urea en el primer semestre del 2016, presenta un gran avance.

La empresa contratista Samsung Engineering Co. LTD reportó los siguientes avances: el Paquete de Diseño de Proceso (PDP 100%), FEED (Front end Engineering Design 100%), ingeniería de detalle (100%), procura (78,2%) y construcción (32,1%) de éste complejo petroquímico de fertilizantes.

Tecnología de punta se emplea en el montaje electromecánico, donde además se mueve toneladas de tubería y estructuras metálicas en su edificación.

La inversión total de este proyecto asciende a US$876 millones, que están destinados a las ingenierías, procura de equipos, construcción, gasoducto de interconexión, acceso vial y fiscalización.