Bulo Bulo. La Planta de Amoniaco y Urea ingresará en operaciones en 2016 y producirá por día 2.100 toneladas métricas por día (TMD) de urea, informó este domingo el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma.

Morales realizó una inspección visual al complejo que se construye en la región de Bulo Bulo, Cochabamba.

“En 24 horas (esta planta) va a producir 2.100 toneladas de urea. El 20% de producción va a ser para el mercado interno y el 80% para la exportación y desde el 2016 se acabará la importación de fertilizantes”, manifestó.

La inspección al complejo lo realizó junto al presidente de YPFB, Carlos Villegas, el Gerente de Proyectos, Plantas y Petroquímica, Mario Salazar, autoridades nacionales y organizaciones sociales.

La inversión total del proyecto es asumida por la estatal petrolera, a través de un crédito financiado por el Banco Central de Bolivia, por un monto de US$862,5 millones para la ingeniería de detalle, procura y construcción y la fiscalización.

“Cuando se genere los fertilizantes en esta planta vamos a sustituir el 100% de los fertilizantes importados y el remanente vamos a exportar a varios países. Ya tenemos la interconexión para que llegue el gas natural y a través de un proceso químico vamos a obtener el amoniaco. Ese amoniaco es la materia prima para la producción de urea”, indicó Villegas.

Esta planta de fertilizantes, se construye con el objetivo de agregar valor al gas natural para generar excedentes y promover el desarrollo integral, precautelar la seguridad alimenticia, promover el desarrollo de la agroindustria y el incremento de la capacidad de producción agrícola en 40% en el país.

“En total, por las actividades que hemos desarrollado conjuntamente con la empresa contratada, estamos bordeando un avance del 48% hasta octubre y la planta se va entregar en operación el primer semestre de 2016”, dijo Villegas.

La construcción de este megaproyecto significa un beneficio importante para la población, puesto que en esta primera etapa se emplea a 3.500 empleados y en una posterior Fase de Operación/Comercialización, generará más de 4.000 empleos directos e indirectos. Así también, se beneficia el municipio de Bulo Bulo con nuevos emprendimientos empresariales (alojamiento, transporte, gastronomía, comercio local) y los recursos por pago de impuestos, que se traduce en la mejora de la educación, salud, vivienda, agua potable, alcantarillado, energía.

“En la fase de construcción en el punto máximo vamos a emplear 3.500 trabajadores y actualmente están trabajando un poco más de 1.200 trabajadores”, dijo.

Asimismo, pretende satisfacer la demanda del mercado interno de fertilizantes, con un 20% de su producción sustituyendo las importaciones y a la vez, generar ingreso de divisas para el Estado, a través de la exportación del 80% de los productos no tradicionales con alto valor agregado de la Planta.

la construcción de la planta inició el 6 de noviembre de 2012, a cargo de la corporación Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, junto a la empresa coreana Samsung Engineering, bajo la fiscalización de la empresa Bureau Veritas.