La Paz. La construcción de la Planta de Separación de Líquidos Río Grande tiene vía libre. YPFB y la APG Takovo Mora acordaron este martes una compensación de Bs 7 millones (US$985.162) por impactos socioambientales en la región donde se construye la obra.

El gerente nacional de Plantas de Separación de Líquidos de YPFB, Gerson Rojas, destacó el acuerdo alcanzado con el capitán de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) Takovo Mora, Higinio Coca. La reunión se realizó en Iguazurenda, Santa Cruz.

En principio, este pueblo guaraní demandó US$15 millones por compensación económica, pero luego fue reduciendo su demanda hasta US$5 millones. Posteriormente, la petición se cambió a moneda nacional y demandaron Bs 35 millones (US$4.925.810) y, finalmente, Bs 10 millones (US$1.407.370).      

“Con esas condiciones entramos a la reunión con el capitán Higinio Coca y toda la Capitanía Takovo Mora en Iguazurenda. Ellos pidieron Bs 10 millones y nosotros propusimos Bs 4 millones; tras negociaciones, justificaciones y estrategias, YPFB firmó un acta de entendimiento en la que se llega a un acuerdo satisfactorio entre las partes de Bs 7 millones”, explicó Rojas.

La Gerencia Nacional de Plantas de Separación de Líquidos de YPFB planificó un plan de inversión social que será implementado en los alrededores donde se construirá este complejo.

La petrolera estatal en ningún momento rehusó asistir a Takovo Mora en proyectos de inversión social e inicialmente se pronunció sobre asumir una política de buena vecindad bajo una aplicación de buenas prácticas de acuerdo con las necesidades requeridas por esta TCO (Tierra Comunitaria de Origen).

“Queremos destacar la predisposición de la Capitanía a cerrar un monto por el tema de compensación, aspecto que ayudó bastante a que YPFB pueda cumplir con su objetivo. Ese dinero debe ser utilizado de acuerdo con sus usos y costumbres. La nueva normativa habilita a Takovo Mora a gestionar proyectos de salud, educación y seguridad alimentaria”, ponderó Rojas.

Este acuerdo definitivo encamina el proyecto hidrocarburífero que a la fecha registra un avance significativo de más del 57%.

La empresa argentina Astra Evangelista SA (AESA) es la encargada de realizar la “Ingeniería, Procura, Construcción y Puesta en Marcha (IPC)” de este complejo.

La construcción de esta planta permitirá cubrir la demanda interna de Gas Licuado de Petróleo (GLP) y permitirá ingresos de US$350 millones anuales a partir de junio de 2013.