Buenos Aires. La producción de gas en una planta procesadora de la estadounidense Apache en el sur de Argentina se normalizó este sábado tras permanecer parcialmente inactiva desde hace varios días por una protesta de miembros de la comunidad mapuche, dijo una fuente de la firma.

Manifestantes del pueblo originario, que reclaman que Apache abandone la actividad en la patagónica provincia argentina de Neuquén, lograron paralizar la planta este lunes y desde entonces estaba parcialmente operativa.

"El bloqueo está suspendido y la planta opera normalmente", dijo a Reuters una fuente de Apache bajo condición de anonimato. "El equipo empezó a perforar esta tarde", afirmó.

La fuente explicó que para alcanzar un acuerdo intervino la provincia para generar una mesa de diálogo entre la empresa y los mapuches.

Ningún miembro de la comunidad mapuche en Neuquén pudo ser contactado inmediatamente.

La petrolera estadounidense Apache es una de las principales firmas que operan en la provincia de Neuquén, donde lidera la producción de gas no convencional, un rubro que según analistas, podría cambiar el negativo panorama energético de Argentina.

La producción de gas está en retroceso en el país sudamericano desde 2004 y el año pasado llegó a 47 millones de metros cúbicos comparado con los 50,6 millones producidos en 2003, según datos del Instituto Argentino del Petróleo y del Gas, IAPG.