Teherán. La primera planta nuclear iraní estará operativa en los próximos dos meses, dijo este sábado el jefe nuclear del país, justo antes de las posibles conversaciones con grandes potencias sobre las ambiciones nucleares de Teherán.

Ali Akbar Salehi dijo que la medida mostraba que los planes nucleares de Irán estaban en camino, reportó la televisión estatal.

"La planta de energía Bushehr comenzará a operar en los próximos dos meses", dijo Salehi. "Todos los rodillos de combustible están en el centro del reactor y deberíamos esperar para un calentamiento gradual del agua dentro del centro y luego algunas pruebas", aseveró.

Irán comenzó a cargar con combustible el centro de la planta Bushehr, de construcción rusa, en octubre como un último gran paso hacia la realización de su objetivo declarado de convertirse en un usuario pacífico de la energía nuclear, meta cuestionada por Occidente.

Los rodillos de combustible fueron transportados a las instalaciones del reactor en agosto, pero no fueron insertados a su centro y el inicio de las operaciones de la planta fue retrasado debido a lo que se describió como problemas técnicos menores.

Estados Unidos y sus aliados temen que Irán busque desarrollar bombas nucleares bajo la apariencia de un programa civil. Teherán dice que necesita la tecnología nuclear para generar electricidad.

Washington dice que no tiene problemas con la planta rusa, pero sí con las otras instalaciones nucleares de Irán donde podría esconder un trabajo armamentista.

La planta de 1.000 megavatios será conectada a la red nacional en uno o dos meses, declaró Salehi.

En junio, una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas impuso una cuarta ronda de sanciones sobre el Estado islámico y renovó el llamado para que suspenda su enriquecimiento de uranio, lo que Irán rechaza argumentando que tiene derecho a ello bajo la ley internacional.