La Paz. La Planta Solar Fotovoltaica, situada en el municipio de Uyuni, Potosí, fue inaugurada este fin de semana por el presidente Evo Morales. Con una capacidad de generar 60 megavatios (MW) de potencia inyectada al Sistema Interconectado Nacional, es considerada la más grande de Bolivia.

Con una inversión de US$73,6 millones, a través de un crédito del Banco Central de Bolivia (BCB), el proyecto fue llevado adelante por la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) Guaracachi, filial de ENDE Corporación, y ejecutado por el consorcio EMÍAS-ELECNOR.

Los 60 MW de potencia de la planta solar pueden cubrir el 50% de la demanda de energía que actualmente tiene el departamento de Potosí y la producción anual estimada es de 123.000 megavatios por hora (MWh).

Este proyecto se encuentra a 3.700 msnm y a 15 kilómetros al sureste de la ciudad de Uyuni, en la provincia San Antonio de Quijarro, Potosí.

Los 60 MW de potencia de la planta solar pueden cubrir el 50% de la demanda de energía que actualmente tiene el departamento de Potosí y la producción anual estimada es de 123.000 megavatios por hora (MWh).

La estructura está constituida por 196.952 módulos fotovoltaicos fijados en 7.034 mesas, emplazados en un espacio de 105 hectáreas, informó el ministro de Energías, Rafael Alarcón, durante el acto de inauguración al que asistió el presidente de Evo Morales.

“Nos concentramos para entregar esta vez la energía solar la más grande de toda Bolivia, ahora está en Uyuni, Potosí. Hemos empezado con Pando para generar 5 o 10 MW y ahora vamos a generar 60 MW”, sostuvo el Presidente durante su alocución.

Los beneficios de la implementación de la Planta Solar Uyuni son variados; entre ellos, se desplaza el consumo de gas por una fuente de energía que no emite gases de efecto invernadero, se fortalece el acceso universal de energía eléctrica, aumentan los excedentes de generación de energía para la exportación; además de desarrollar el atractivo turístico en Uyuni.

“Estamos cercanos a los 150 mv de los 2.100 que tiene el país con energías renovables, con energías alternativas, cuesta mucho, la inversión es muy alta pero estamos comprometidos con la madre tierra, y con la disminución de dióxido de carbono”, añadió Alarcón.