La planta generadora con energía solar Sibo, con capacidad de 5 megavatios (MW), ya está instalada en Zacapa, Guatemala, y empezará a suministrar electricidad al sistema nacional el próximo 1 de mayo.

En la actualidad esa central es la más grande con ese tipo de energía renovable y está compuesta por alrededor de 20 mil paneles fotovoltaicos en una superficie de 12 hectáreas, informó Roberto Barrera, gerente general de la empresa Energía Total, la cual es contratista para el desarrollo del proyecto Sibo.

Se trata de un proyecto inscrito como Generación Distribuida Renovable (GDR), que son plantas de hasta 5 MW. Es impulsado por varios socios como las empresas Green Energy y Gran Solar.

La inversión estimada es de US$10 millones. Sibo ganó una la licitación de corto plazo y deberá empezar a suministrar energía a partir del 1 de mayo próximo a Energuate, explicó Dimas Carranza, director de Regulación de esta última empresa.

Además, a partir del 1 de mayo del 2015, el suministro será bajo el contrato de largo plazo por 15 años.

Carranza indicó que el precio de venta es de US$138 por MW —es decir, US$0,138 por kilovatio hora—. Este es más bajo que el promedio del precio spot —en el mercado de oportunidad, o sea sin contrato— al 10 de abril recién pasado, que se registró en US$144,14 por MW.

Los precios spot varían durante el año según el ciclo estacional y se ha registrado hasta en US$178 durante el 2014.

Con los precios que ofrecerá esa planta solar, Carranza opina que puede ser un substituto de la generación con búnker que está en alrededor de US$156 el MW.

Barrera explicó que ya se hicieron las pruebas del proyecto y desde la semana pasada participan en el Administrador del Mercado Mayorista.

Explica que son paneles fotovoltaicos que transforman la luz solar en energía y se convierte en electricidad, la cual se traslada a 34 mil 500 voltios para poder ser conducida a la red de distribución de Energuate.

Los paneles giran en forma automática siguiendo la luz del sol, para lo cual se usa un sistema informático en el cual se puede programar según la hora en que sale y se oculta el sol cada día” afirmó Barrera.

Agregó que se puede generar energía incluso cuando está nublado porque la luz ultravioleta alimenta esos paneles, además el mantenimiento de la planta es mínimo.

Otros 50 MW en desarrollo. En el país también se desarrolla el proyecto de energía solar por 50 megavatios adjudicado en las licitaciones de largo plazo. 

Ese contrato se adjudicó a finales del 2012 a The Rainbow Energy Corp, la cual se presentó a la licitación con una alianza con el español Grupo Ortiz; sin embargo, en mayo del 2013 fue cedido a Anacapri, S. A., según resolución de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE). 

La nueva propietaria es parte del Grupo Onyx de capital guatemalteco. Dentro de las licitaciones de largo plazo que forman parte del Plan de Expansión de Generación del país aparte de las dos plantas solares —Sibo con 5 MW y el proyecto de 50 MW— se adjudicaron otras tecnologías como 19 hidroeléctricas por 458.08 MW, una de gas con 120 MW, tres eólicas con capacidad para 101 MW, una de carbón por 20 MW, una de biomasa —ingenios—por 16 MW, y además 22 hidroeléctricas de menos de 5 MW, por lo que están calificadas como GDR.