La Paz. Las plantas engarrafadoras de gas de Bolivia trabajarán con un horario extendido y también los domingos y días festivos para garantizar el abastecimiento del energético durante los tres meses de invierno, informó este lunes la petrolera estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

La compañía anunció, en un comunicado, que incrementará los volúmenes de Gas Licuado de Petróleo (GLP) en todo el país "como una previsión ante cualquier incremento en la demanda de este energético por la época de invierno".

Durante los meses que comprenden el invierno austral -junio, julio y agosto- es frecuente que se produzcan en Bolivia protestas vecinales debido a la falta de suministro de garrafas de gas, especialmente en los departamentos andinos, donde las temperaturas descienden drásticamente.

Según YPFB, en el mes de mayo ya se advirtió un incremento de la demanda con un volumen de 120.000 garrafas por día, "y se espera que este volumen se incremente a 139.000 garrafas" diarias en junio y julio, lo que supone un aumento del 16%.

La petrolera agrega que con la puesta en marcha, en julio del julio de 2013, de la Planta de Separación de Líquidos Río Grande, "Bolivia ha alcanzado el auto abastecimiento" de GLP al elevar la producción nacional de 987 a 1.307 Toneladas Métricas por Día.

La producción global boliviana de gas natural ronda los 60 millones de metros cúbicos diarios, de los que alrededor de 10 millones se destinan al mercado interno y el resto se exporta, en su mayoría a Brasil y Argentina.