Un nuevo plan de negocios es lo que necesita Mexicana para así evitar repetir los errores de la última administración. Además de considerar el rediseño de los contratos laborales de los trabajadores de la empresa, también se hace necesario reformular su red comercial y lograr una gestión que entregue certidumbres a inversionistas que ingresen a la empresa.

Para el director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, José Luis de la Cruz, los pasos necesarios son transparentar el flujo financiero de las compañías que pertenecen al grupo (Link, Click y las empresas relacionadas) y como segundo paso, programar sus utilidades y rendimientos a futuro.

Un punto importante para el académico es renegociar los contratos con el personal, especialmente con pilotos y sobrecargos.

Mientras, el director Regional para América Latina de Coface, Bart Pattyn, opinó que las acciones planteadas por de la Cruz deberán llevarse a cabo a la par de una estrategia que le permita a la empresa posicionar nuevamente su imagen corporativa, tras los vaivenes vividos en las últimas dos semanas, de acuerdo a El Universal.

Pattyn no cree que Mexicana desaparezca, pero sí que deberá abrir su propiedad a inversionistas sectoriales, ya que el Estado no la rescatará y los US$150 millones que necesita no los reunirá con inversionistas particulares o con fondos provenientes de los mismos empleados de la empresa.

Al respecto, José Luis de la Cruz comentó que la empresa deberá replantear las rutas internacionales más rentables y las frecuencias de las mismas, así como el costo de las aeronaves que tiene en arrendamiento, incluso abriéndose a la opción de deber afrontar una reducción de su flota.