La Habana. Una nueva plataforma de perforación petrolera construida en China zarparía de Singapur este viernes o el fin de semana en camino hacia Cuba, donde será utilizada en lo que marca el comienzo de una nueva era en la exploración de crudo en aguas profundas de la isla.

La plataforma de alta tecnología Scarabeo 9, de Saipem, propiedad de la petrolera italiana Eni SpA's,  fue contratada en Cuba por la española Repsol YPF, se encontraba anclada en Singapur lista para salir en un viaje que sería de 80 días, dijo un portavoz de Eni.

Un diplomático occidental en La Habana dijo que el equipo se detendría en el sur de Africa y Brasil antes de llegar a Cuba en noviembre, con la expectativa de que va a comenzar a perforar poco después de su llegada.

Cuantiosas reservas. Expertos en petróleo en la isla sostienen que Cuba puede tener unos 20.000 millones de barriles de crudo aún sin explotar en sus aguas profundas del Golfo de México, a pesar de que el Servicio Geológico de Estados Unidos tiene un estimado más modesto que ronda los 5.000 millones de barriles.

Repsol había perforado un pozo en aguas cubanas en el 2004 y encontró petróleo allí pero por varias razones, incluyendo el prolongado embargo comercial de Estados Unidos a la isla, no ha perforado nuevamente.

Las aguas cubanas están en la frontera con Estados Unidos y del Golfo de México, pero las compañías petroleras estadounidenses tienen prohibido operar en Cuba debido a un embargo impuesto por Washington desde hace cinco décadas.

El encontrar crudo en aguas profundas por las grandes petroleras daría a Cuba un gran impulso a su frágil economía y además reduciría o eliminaría su dependencia de Venezuela, su principal aliado económico y político, que le suministra unos 113.000 barriles diarios en condiciones preferenciales de financiamiento dado un acuerdo de cooperación firmado en el 2000.

Temor por posibilidad de consolidación. Opositores al gobierno cubano sienten temor de que si se descubren importantes reservas de petróleo en Cuba no haría más que consolidar al sistema comunista y a sus líderes.

El presidente cubano, Raúl Castro, está concentrado en medio de la actualización del modelo económico local de estilo soviético con el objetivo de mantener el sistema socialista en la isla una vez que él y su grupo de liderazgo de avanzada edad no estén en el poder.

Scarabeo 9, de última tecnología y que es capaz de perforar un máximo de 12.000 pies (3.600 metros) en aguas profundas, fue construida inicialmente en Yantai Raffles Astilleros CIMC en Yantai, China, pero después de una serie de retrasos se envió a la Keppel FELS, un astillero de Singapur en el otoño pasado para su conclusión.

En su ruta hacia Singapur, el equipo estuvo en el agua lo que obligó a reparaciones y a una inspección exhaustiva para asegurar su navegabilidad.

Repsol, en consorcio con la noruega Statoil y una unidad de la empresa india Oil and Natural Gas Corp. tiene planes de perforar uno o dos pozos antes de pasar a la plataforma estatal de Malasia, propietaria de la compañía petrolera Petronas y una unidad de la ONGC, las cuales han rentado sus propios bloques de exploración en aguas profundas cubanas.

La estatal Pdvsa, de Venezuela, ha dicho también que planea adelantar la perforación en aguas cubanas dentro de un año, mientras la China National Petroleum Corp (CNPC) está considerando el posible arriendo de uno o más bloques de exploración costa afuera, dijo recientemente a Reuters un funcionario cubano de su empresa petrolera.

Las aguas cubanas están en la frontera en parte de Estados Unidos y del Golfo de México, pero las compañías petroleras estadounidenses tienen prohibido operar en Cuba debido a un embargo impuesto por Washington desde hace cinco décadas a la isla con el objetivo de derrocar al gobierno comunista.