Pluna concretó la compra de siete jets regionales Bombardier CRJ 900 NextGen, el primero de los cuales llegó a Montevideo el 24 de marzo de 2008.

La nueva flota de aviones ha sido uno de los pilares de la transformación de la empresa y de la creación del “Hub del Sur” en Montevideo, conectando 13 destinos en el cono sur y habiendo logrado récords históricos en la cantidad de pasajeros transportados.

La compra se realizó con el financiamiento del Scotiabank de Canadá. Pluna pagó la segunda cuota del crédito otorgado por el banco, que financió la compra de los aviones Bombardier que posee la compañía desde 2008.

Esta semana, Pluna pagó US$9 millones que se suman a los US$7 millones pagados en febrero pasado, lo que significa una inversión total de US$16 millones en los últimos seis meses, la cual busca potenciar su modelo regional de negocios.

Matías Campiani, presidente de Pluna, declaró su satisfacción por el pago efectuado según el plan financiero definido en 2008: “estamos cumpliendo con los  compromisos asumidos y seguimos transformando a Pluna. Apostamos al crecimiento ordenado y equilibrado y pensamos en grande.  En eso creemos”.

Pluna tiene previsto aumentar en 40% sus operaciones e incorporar otros tres aviones Bombardier este año –dos en setiembre y el tercero en noviembre-, con el objetivo de fortalecer la malla de vuelos en la región y enfrentar los desafíos de una mayor conectividad. Esta compra muestra la reactivación de la compañía, cuya última compra había sido hace 30 años, a principios de la década de los 80.

El plan financiero implica el pago por intereses y amortización de capital, de un total de US$168 millones. El A partir de este pago se amortizan dos tramos del crédito, según el programa acordado. El crédito es por un plazo de 15 años.