Santo Domingo. Un equipo de expertos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) rechazó este jueves, por "incompleto y superficial", un proyecto de extracción minera en República Dominicana a cargo de una subsidiaria de la multinacional Xstrata Nickel, con sede en Canadá.

La representante en el país del PNUD, Valerie Julliand, dijo que el proyecto de explotación del yacimiento presentado por la compañía Falcondo Dominicana para extraer el mineral en un lugar conocido como Loma Miranda, a unos 100 kilómetros al noroeste de Santo Domingo, no es fiable.

"Dadas las deficiencias encontradas en el estudio de impacto ambiental (de la empresa minera), se concluye que el proyecto de Loma Miranda no responde a las exigencias ambientales y sociales y, por ende, de desarrollo sostenible del país", dijo Julliand en conferencia de prensa.

Xstrata Nickel adquirió hace cinco años unas 1.400 hectáreas de Loma Miranda, ubicada entre las provincias La Vega y Monseñor Nouel, en el centro del país, con la intención de explotar un yacimiento durante los próximos 25 años a partir de 2016.

La firma Falcondo Dominicana anunció que esperaba extraer de la mina cerca de 20 millones de toneladas de material con una concentración de 1,5% de níquel, pero en octubre de 2012 un tribunal de La Vega ordenó detener el proyecto tras acoger un recurso de amparo contra la explotación minera en la zona.

Este jueves la representante del PNUD en el país dijo que el estudio de la empresa minera también contiene deficiencias en cuanto a la definición del área del proyecto y su influencia y la confirmación de la línea de base de los diversos factores ambientales.

"En los temas de hidrología, biodiversidad, aspectos sociales y económicos el estudio es general e incompleto con carencia en el análisis de la línea de base y como consecuencia deficiente en la identificación y valoración de los posibles impactos que podría causar la actividad minera", señaló Julliand.

La oficial de Naciones Unidas agregó que finalmente la decisión de autorizar la explotación de Loma Miranda depende del Estado dominicano, no del PNUD, a cuyos expertos el gobierno encomendó el estudio hace cuatro meses.

"La minería es viable en el país en la medida en que el sector respete los estándares de desarrollo sostenible, con un enfoque centrado en las personas y garantizando que los beneficios generados superen los pasivos ambientales", dijo Julliand.

Falcondo Dominicana comenzó sus operaciones en 1955 y en la actualidad explota una mina a cielo abierto en la localidad de Bonao, 85 kilómetros al noroeste de Santo Domingo.

Xstrata Nickel es el quinto productor de níquel del mundo, al administrar una producción anual de más de 92.000 toneladas de níquel refinado proveniente de sus plantas y minas ubicadas en Canadá, Noruega, República Dominicana y Australia.

La multinacional dijo a principios que la contribución total de las operaciones de loma Miranda al Estado dominicano puede ascender a US$3.035 millones en los próximos 20 años, pero al mismo tiempo alertó que del permiso para explotar el yacimiento dependerá su permanencia en República Dominicana.

Grupos ambientalistas, legisladores y representantes de diversos sectores de la sociedad civil se opusieron a la explotación del lugar, por considerar que amenazaba el ecosistema dominicano.

La Academia de Ciencias de República Dominicana señaló en un estudio que Loma Miranda posee una riqueza biológica indiscutible, un papel hídrico fundamental, unos valores paisajísticos inigualables y una trascendencia social y ecológica que no pueden ser conculcados por la minería.