La adjudicación del contrato para la compra de 957.000 toneladas métricas de gas licuado de petróleo, a la empresa Arkham S.A., por parte de la gerencia de Comercio Internacional de EP Petroecuador, dirigida por Nilsen Arias, genera críticas por el alto diferencial pactado y las condiciones de la invitación.

Tras lanzar la convocatoria el 23 de febrero y el 8 de marzo la apertura de sobres, EP Petroecuador escogió a la suiza Arkham S.A. como la mejor opción para proveer del derivado: 669.900 t de propano y 287.100 t de butano, +/-20%.

Según lo reconoce EP Petroecuador, el proceso recibió 10 excusas de las empresas interesadas y apenas tres ofertas concretas.

Las empresas que se excusaron fueron: Arcadia Petroleum Limited; Citizens Resources LLC; ConocoPhillips Company; Lukoil Panamericas, Mitsubishi Corporation Tokyo, Noble Americas; Petrochina International; Repson YPF y Transporte SA; Traleveras Petroleum Trading BV. y Valero Marketing and Supply Co.

El 10 de marzo se recibieron las ofertas definitivas: Arkham SA ofertó en US$296,75/t el diferencial y PMI Trading LTD en US$314,65/t, esta fue descalificada por no aceptar los términos.

Pese a que la oferta menor fue la escogida, el diferencial de US$296 por t, es uno de los castigos más altos registrados en la historia petrolera del país, lo cual afecta al Estado, expresó Fernando Villavicencio, ex dirigente petrolero.

Recordó que el diferencial del contrato anterior suscrito con la estatal PMI fue de US$149,5/t, y superior en US$223/t al diferencial vigente hasta el año 2011 con Trafigura, (US$73/t).

Actualmente, el diferencial cubre solo el transporte hasta Punta Arenas (buque flotante) por lo que debe sumarse US$40/t adicionales por almacenamiento y alije de buques hasta la terminal Tres Bocas, explicó Villavicencio.