En Uruguay, desde la crisis de la fiebre aftosa que produjo una pérdida estimada en US$700 millones solo en el sector de la agroindustria de la carne, no se fabrican vacunas para dosificar al rodeo nacional contra esa enfermedad.

Ello obedece a una disposición oficial dado que, desde el comando sanitario del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), prohibe el manejo del virus vivo de la fiebre aftosa dentro del territorio uruguayo, pues se entiende que es lo mejor para preservar un estatus sanitario óptimo, reconocido a nivel internacional y que ha permitido que el país acceda a mercados cada vez más exigentes y que pagan mejor por los productos cárnicos.

En ese marco, en los últimos días surgió una controversia debido a que, por un lado, se informó que hubo partidas de vacunas adquiridas a laboratorios del exterior que fueron rechazadas (sin que ello implique riesgos para la sanidad del rodeo nacional) por contener un virus que no está contenido en el plan de vacunación que diseña y ejecuta el MGAP, y por otro existe interés de parte del laboratorio Biogénesis Bagó en fabricar esa vacuna en Uruguay, de la mano de una inversión relevante, en un emprendimiento tecnológico que el gobierno analiza licitar para instaurar en Canelones.

En ese contexto, la dirección del laboratorio Biogénesis - Bagó Uruguay, a propósito del intercambio de información que ha surgido en estos últimos días en relación a cómo se abastece Uruguay de dosis de fiebre aftosa y cómo podría hacerlo en el futuro, emitió el comunicado de prensa en el cual declaraba que "deploramos la situación generada y confiamos que todo se resuelva sin que se roce el prestigio adquirido, pues el mismo es el que nos permite competir con éxito aun con países como Argentina y Brasil".

Además detalló que Biogénesis Bagó presentó en junio de 2011 un Proyecto de Inversión que está a consideración del Poder Ejecutivo en trámite. "Este proyecto que se resolverá con un llamado a licitación pública, abierta e internacional, tiene como objetivo la instalación de un laboratorio de última generación en el departamento de Canelones. Con este proyecto Biogénesis Bagó aspira elaborar una vasta lista de específicos veterinarios, y entre otros productos, fabricar la vacuna contra la fiebre aftosa con Virus Inactivado", especificó el documento.

"Para la concreción de esta planta el Poder Ejecutivo deberá redactar el pliego e impondrá las condiciones a las que todos los interesados en producir en Uruguay estos productos tendremos que ajustarnos", agregó.