El polémico programa de exploración de Falkland Oil & Gas en las Islas Malvinas ha sufrido un revés ya que la perforación en una licencia ha sido aplazada y el socio BHP Billiton se ha retirado de otra.

La exploradora británica de petróleo y gas dijo el martes que era cada vez más improbable que pudiera comenzar la perforación en su licencia del norte, frente a las costas de las islas, en el 2010, por las dificultades para obtener una plataforma.

El gobierno de las Malvinas había acordado una extensión de un año de los términos de la licencia, agregó.

Al mismo tiempo, el gigante minero BHP ha decidido no proceder con la próxima fase de la licencia sur, que iba a comenzar en diciembre de este año.

"Falkland Oil & Gas, basado en los resultados de la perforación del pozo Toroa analizados a la fecha, cree que esas licencias aún son prospectivas", dijo la compañía.

Sostuvo que avanzaría con la segunda fase de la perforación, retomando el interés de 51% que tenía BHP en la licencia.

Las acciones de Falkland Oil & Gas se desplomaban 18% a 127,75 peniques a las 07:15 GMT.

La superficie que tiene la compañía en el sur es adyacente a los prospectos de Borders & Southern Petroleum.

En la cuenca norte de las Malvinas, un descubrimiento exitoso de petróleo ha impulsado a las acciones de Rockhopper a su récord.

Pero aún no está clara la extensión de los recursos en la región, y la actividad de perforación ha provocado protestas de Argentina, que luchó contra Gran Bretaña por las islas en 1982.