Sao Paulo. La policía brasileña dijo el domingo que no encontró artefactos explosivos a bordo de un avión de Air France, que fue obligado a desviarse a la ciudad noreste de Recife tras una alerta de bomba.

El vuelo 443 de Air France, procedente de Río de Janeiro rumbo a París, aterrizó la noche del sábado en Recife y estaba ubicado en una parte remota del aeropuerto para las revisiones de seguridad. Los 405 pasajeros y 18 tripulantes del Boeing 747-400 fueron evacuados.

La policía terminó su inspección del avión y las maletas el domingo "y no se encontraron artefactos explosivos", dijo la autoridad aeroportuaria brasileña Infraero en un comunicado.

La alerta de seguridad fue lanzada luego de una llamada al aeropuerto de Rio de Janeiro informando de una bomba en el avión, dijo Osmar Maduro, un portavoz de Air France.

La tripulación fue informada durante el vuelo, indicó, agregando que la policía investigaba el incidente.

Una pasajera identificada sólo como Livia dijo a la brasileña GloboNews: "Nuestro vuelo salió a las 16:30 (...) Cerca de las 19:00, poco después de la cena, se nos informó que haríamos una detención debido a problemas que no nos explicaron".

Los pasajeros permanecieron calmados, dijo Livia a GloboNews. El avión volverá a despegar el domingo en la tarde, luego de que no hubiera dudas respecto a la seguridad.