Río de Janeiro. La Policía Federal (PF) brasileña detuvo este miércoles en el aeropuerto Galeao de Río de Janeiro al ex director del Área Internacional de la estatal Petrobras Néstor Cerveró, uno de los acusados en el proceso de investigación por la formación de una red de corrupción en la empresa estatal.

Cerveró fue arrestado "preventivamente" cuando desembarcó esta madrugada en un vuelo procedente de Londres, a donde el ex director había viajado en diciembre pasado, e inmediatamente fue trasladado a Curitiba, capital del sureño estado de Paraná y lugar en el que se centran las investigaciones.

El ex director dirigió el área internacional de Petrobras entre 2003 y 2008, y en su gestión se realizó la compra inicial del 50% de la refinería Pasadena, en Texas, operación que, según el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), se pagó con un "sobreprecio" por la compañía.

Petrobras compró la mitad del capital de la refinería por US$360 millones a la empresa belga Astra Oil, que un año antes había pagado US$42,5 millones por la totalidad de la planta y después, por una cláusula, fue obligada a adquirir el otro 50% por US$820 millones.

De acuerdo con las investigaciones, se sospecha que Cerveró recibió sobornos para aprobar el negocio.

En un comunicado, el Ministerio Público Federal señaló que la prisión preventiva fue decretada por la Justicia que sospecha que Cerveró "continúa ejerciendo prácticas ilegales", como la "transferencia de bienes a familiares" y desvío de dinero al exterior.

Petrobras, responsable por sí sola del 13% del producto interno bruto (PIB) brasileño, es investigada por la Policía, que ha detectado una vasta red de corrupción enquistada en la empresa desde hace al menos una década y por la cual han sido arrestados varios ejecutivos de la compañía.