Sao Paulo/Río de Janeiro. La policía federal de Brasil inició el lunes una nueva ronda de arrestos y operaciones de investigación y confiscaciones en los estados de Río de Janeiro y Bahía, vinculados a una investigación de corrupción en la estatal Petrobras.

En un comunicado, la policía dijo que funcionarios estaban ejecutando 11 órdenes de búsqueda y allanamiento para arrestar a dos personas como parte de la vigésima ronda de la "Operación Lavado de Autos", que investiga una red de corrupción al interior de Petrobras.

También se está investigando a otras cinco personas que serán llevadas a juicio en Curitiba, en el sur de Brasil, dónde serán interrogadas.

Las siete personas son ex ejecutivos de Petrobras y se les investiga por presuntos actos de corrupción vinculados a los contratos para las refinerías Abreu e Lima y Pasadena, agregó el comunicado.

El comunicado indica además que la policía investiga el negocio de un cambista que podría haber facilitado el pago de sobornos a altos ejecutivos en la división de distribución de Petrobras.

O Globo publicó el lunes que Diego Candolo, un cambista que facilitó US$6 millones en pagos de sobornos para ejecutivos de la división, está listo para llegar a un acuerdo con la fiscalía.

El diario no indicó cómo obtuvo la información. Reuters no pudo comunicarse inmediatamente con Candolo.