La policía brasileña detuvo a seis personas en el marco de una investigación sobre supuestos sobornos en una unidad de la petrolera con presencia estatal Petrobras, dijeron fiscales el martes, en los más recientes acontecimientos en un escándalo por corrupción.

La policía ejecutó ocho órdenes de cateo vinculadas a la investigación. De acuerdo a los fiscales, se realizaron pagos ilegales por parte de un contratista a un gerente de Transpetro, una subsidiaria de Petrobras.

Transpetro no respondió de inmediato a una solicitud para comentar.

Los fiscales afirman que los pagos al gerente no identificado, que sumaron 7 millones de reales (US$2,1 millones), tuvieron lugar entre 2009 y 2014. Según los investigadores, parte de esos sobornos pasaron posteriormente al Partido de los Trabajadores (PT).

La investigación divulgada el martes tuvo lugar tras revelaciones por separados de un supuesto esquema que involucraba a Transpetro y al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) del presidente Michel Temer.

En septiembre, un fiscal brasileño presentó cargos contra seis actuales y exsenadores del PMDB por recibir en forma irregular 864 millones de reales en sobornos, generando pérdidas de 5.500 millones de reales en Petrobras y de 113 millones de reales en Transpetro.

Como parte de la más reciente investigación, la policía dijo que los arrestos están teniendo lugar en los estados de São Paulo, Santa Catarina, Sergipe y Bahia.