Quito. Agentes policiales de Ecuador decomisaron este jueves más de 10.000 aletas de tiburón en la ciudad de Manta, provincia costera de Manabí (suroeste), durante una operación que dejó cuatro detenidos, informó la Fiscalía General.

La entidad indicó en su cuenta de Twitter que en la operación se registraron nueve inmuebles y se decomisaron siete armas de fuego.

La Fiscalía detectó también sustancias tóxicas en las aletas de tiburón para su conservación.

Las aletas de tiburón son muy valiosas en mercados asiáticos, donde se utilizan para sopas y como afrodisiaco.

El ministro ecuatoriano del Interior, José Serrano, repudió el hecho y llamó a acabar con el tráfico ilegal de aletas del escualo.

"Debemos terminar con estas redes delincuenciales que no miran más que su interés económico destruyendo el ecosistema", escribió el ministro en su cuenta de Twitter.

Las autoridades anunciaron que mañana jueves se ofrecerán los detalles de la operación.