Pekín. China redujo sus compras de contratos a un mes de la nueva cosecha estadounidense de soja luego que el alza de precios en Chicago perjudicó el panorama para los márgenes de molienda, dijeron operadores este miércoles.

Algunos compradores continuaban comprando suministros brasileños baratos, que suelen agotarse en este momento del año, agregaron los operadores.

La posible venta de un volumen grande de reservas estatales temporales de soja, ahora que el gobierno se prepara para reponer sus existencias con la nueva cosecha, también hizo más cautos a los molinos, que buscan no contratar demasiados cargamentos por anticipado para el año próximo desde Estados Unidos, el principal exportador mundial y proveedor de grandes cantidades a China desde octubre a marzo del 2012.

"Hay cargamentos desde Brasil con fechas de carga en octubre, noviembre y diciembre, que es inusual," dijo un gestor de operaciones de una firma comercial estatal.

"Las compras a Estados Unidos han sido lentas, ya que los precios altos actuales darían márgenes de molienda negativos", agregó.

Los operadores estimaron que, hasta el momento, las compras chinas de soja estadounidense eran un 10% menores que en el mismo período del año pasado.

China, el principal comprador mundial de soja, importó 54,79 millones de toneladas en el 2010, con un 43% de Estados unidos y el resto de Brasil y Argentina.

Pekín, en busca de reponer sus reservas de aceites comestibles y soja, considera vender un nuevo volumen de existencias estatales viejas de soja a molinos en el noreste.