Cartagena, Colombia. Doce proyectos piloto para poner a prueba, medir y afinar las soluciones e ideas de conservación, se pondrán a prueba en Latinoamérica, con el propósito de medir la escala de los desafíos que afectan a la región.

Esta es una de las conclusiones de la reunión inaugural del Consejo de Conservación para América Latina, un grupo de 32 representantes creado para atender los desafíos ambientales.

El Consejo está conformado por algunos de los principales líderes políticos y empresariales de América Latina, quienes se reunieron en Cartagena, Colombia, teniendo al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, como orador principal.

La reunión fue coordinada por The Nature Conservancy (TNC), organización global que ha trabajado en América Latina durante más de 35 años.

El Consejo es copresidido por Henry M. Paulson, Jr., ex Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, y por Alain Belda, director general de Warburg Pincus Brasil.

Su creación fue anunciada el 8 de septiembre en la Ciudad de México por Paulson, Belda, Mark Tercek, presidente de TNC, y Roberto Hernández Ramírez, presidente del Consejo de Administración de Banco Nacional de México y vicepresidente del consejo directivo de TNC.

Durante esta reunión de dos días, los miembros del Consejo participaron en un diálogo de fondo sobre cómo generar soluciones innovadoras y emprendedoras para los retos ambientales que enfrenta América Latina.

“El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha trabajado con TNC para identificar proyectos potenciales y continuará con la iniciativa de avanzar en ellos”, indicó Luis Alberto Moreno, presidente de esta institución financiera y miembro del Consejo, con la cual ha habido colaboración importante en numerosas iniciativas de conservación.

Algunas de las iniciativas con apoyo del Consejo -en una fase inicial de implementación de acciones- incluyen proyectos de restauración de cuencas de agua en Monterrey (México), Sao Paulo (Brasil) y la cuenca del río Magdalena (Colombia); ganadería bovina sustentable en el estado de Pará en el este de la Amazonia brasileña, y el desarrollo de una red de manejo sostenible para los recursos marinos y costeros, de resiliencia al cambio climático en Baja California, México.

El Consejo espera que estos proyectos piloto resulten en opciones replicables en toda la región a favor de la conservación.

Los compromisos anunciados durante la reunión incluyen una donación de US$3,3 millones por parte del empresario colombiano, Alejandro Santo Domingo, miembro del Consejo, para respaldar esfuerzos de conservación a favor de la seguridad del agua en la cuenca del río Magdalena, en Colombia.