Petropar había recibido tarifas por el transporte fluvial de combustibles hasta un 38% más caro con relación al contrato vigente, en el segundo llamado licitatorio realizado el 30 de enero.

En dicha ocasión, la “menor” tarifa presentada fue de US$64 el m3 para flete del principal combustible que es el gasoíl, por un contrato de dos años, contra el precio vigente de US$46,5 por m3, lo que corresponde a un ajuste del 38%. Petropar había solicitado el transporte de un volumen total de combustibles de 115.000 m3 por mes (115 millones de litros).

La contratación a dos años de plazo es la más utilizada por Petropar, pero el ente igualmente requirió de tarifas a tres años de plazo, para igual producto y trayecto, en busca de mejores precios. En este caso, la menor tarifa fue de US$57,4 m3 y también fue presentada por la misma naviera que ganó el ítem: Mercopar SA. Esta fletera pertenece a los hermanos argentinos López, muy conocidos en el rubro y que mantienen un fuerte dominio a nivel regional. Este grupo empresarial familiar viene sosteniendo su liderazgo en las contrataciones de flete de Petropar desde la era Repsa, durante la dictadura stronista, época en que el negocio era manejado por el padre.

Con las altas tarifas presentadas en la última licitación de transporte fluvial, las navieras pretendieron facturar a la petrolera estatal unos US$ 176.640.000 por el total del combustible licitado, y esta facturación iba a ser distribuida entre todas las oferentes considerando el sistema imperante en la distribución de los cupos. Es decir, el principal porcentaje es para la ganadora, otro cupo menor para la segunda mejor oferta y así sucesivamente.

Antecedentes. De acuerdo con los antecedentes de este proceso, el 30 de diciembre último Petropar había declarado desierto el primer llamado de flete, también por los excesivos precios ofertados. En aquella oportunidad, las tarifas fueron de hasta un 45% más altas, ya que el menor precio arrimado, a finales del 2011, fue de US$ 67,4 m3 para un contrato de dos años. En esa ocasión, la mejor oferta fue también de MercoPar para el transporte de gasoíl desde el Puerto Zárate hasta Villa Elisa.

En cuanto a las tarifas para tres años de plazo, en el mismo tramo y producto, otra vez resultó ganadora la misma naviera con US$ 58,6 m3. De esta forma, en el segundo llamado realizado al final de enero de este año, MercoPar SA redujo su tarifa en apenas US$ 3,4 por m3 para el contrato a dos años, en comparación con el proceso que fue declarado desierto en diciembre, en su primera convocatoria.

En tanto, la disminución de la tarifa para el contrato de tres años fue de apenas de US$ 1,2 por m3 con relación a la de diciembre último.