Fráncfort, Alemania. El fabricante alemán de deportivos Porsche AG tuvo en 2013 un beneficio neto de 1.900 millones de euros, 6% más que en 2012, por el éxito en EE.UU. y China y pese a la caída de las ventas en el sur de Europa.

Porsche informó este viernes que el beneficio operativo subió 8%, hasta 2.600 millones de euros, en comparación con el año anterior.

La facturación avanzó en el mismo periodo a 14.300 millones de euros, 3% más que el ejercicio anterior.

El productor alemán de deportivos prevé este año un aumento de las ventas, si bien su presidente, Matthias Müller, calificó el 2014 de "un año lleno de retos".

El director de Finanzas, Lutz Meschke, destacó que se ha estabilizado la situación en Europa, especialmente los mercados del sur de Europa han sufrido "notables retrocesos".