Ciudad de Panamá.  La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) afirmó que "serios desacuerdos" con el consorcio a cargo de la ampliación de la vía impiden avanzar hacia una salida negociada para la reactivación de las obras, y alertó que esta semana es "crítica" para resolver el conflicto.

La ACP y el Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que lideran la española Sacyr y la italiana Impregilo, mantienen "posiciones distantes" que han impedido concretar unos convenios alcanzados de palabra la semana pasada a fin de reactivar las obras suspendidas hace ya 14 días.

"En el momento de estructurar por escrito esos acercamientos, resaltaron serios desacuerdos", indicó la ACP en un comunicado difundido este martes, cuando se esperaba un pronunciamiento definitivo sobre el conflicto según había anunciado la semana pasada el administrador del Canal, Jorge Quijano.

La Autoridad del Canal añadió que "considera esta semana como crítica para tomar una decisión en función de que el proyecto" de construcción del tercer juego de esclusas de la vía interoceánica "se reinicie lo antes posible, y así se lo transmitió a los representantes del contratista".

Este martes, las directivas de la ACP y de las empresas del GUPC "repasaron" en una conferencia telefónica "los principales puntos" a negociar, y continuarán con ello este miércoles, de acuerdo a la información oficial.

Entre los puntos discutidos destacan los "tiempos de entrega de las compuertas" y la "forma y fondo de la terminación del proyecto, entre otros", según el comunicado.

La ACP informó de que "insistió en que se retomen de inmediato los trabajos del tercer juego de esclusas por medio de su propuesta de que cada parte aporte US$100 millones, mientras los otros elementos de un acuerdo mayor terminan de integrarse".

Sobre la mesa de negociaciones está una propuesta para reanudar las obras que establece que cada parte aporte US$100 millones, más otros US$400 millones que desembolsaría la aseguradora Zurich, garante del proyecto.

Quijano mencionó hace más de una semana ante el Parlamento panameño un virtual acuerdo con el GUPC para "cofinanciar" los costes de cerca del 30% que falta por construir de las esclusas, y dijo que solo faltaba plasmarlo en papel y que la firma Zurich aceptara convertir en aportes líquidos una fianza de US$400 millones.

Ninguna fuente en Panamá ha informado sobre la postura de Zurich, aunque la semana pasada Quijano afirmó que sin la aportación de sus "US$400 millones" para poder "cofinanciar el proceso, los acuerdos" alcanzados con el GUPC "posiblemente se caen".

Entonces, el administrador del Canal no descartó que los convenios entonces alcanzados al menos de palabra se cayeran, e incluso reiteró que la ACP estaba capacitada para asumir las obras con toda la carga financiera, tiempo adicional de trabajos y complicaciones legales que esa decisión conllevaría, según admitió.

4116

Mientras sigue la incertidumbre sobre el futuro inmediato de la construcción de las nuevas esclusas, sectores sindicales volvieron a exigir este martes a la ACP que hable claramente a los trabajadores sobre la situación del proyecto paralizado, del que según datos del ministerio del Trabajo fueron cesados 2.627 trabajadores de varias fases y áreas desde noviembre pasado.

La crisis en el proyecto de nuevas esclusas deriva de que el consorcio alega que se quedó sin flujo de caja por "sobrecostos" de la obra que cifra en más de US$1.600 millones, un total que la ACP no acepta e insiste en que sean las instancias internacionales previstas en el contrato vigente las que decidan quién tiene la razón.

El conflicto que afecta a la construcción de las esclusas, incluso si se llega a una solución negociada, supondrá un nuevo retraso en la conclusión de la obra, que en principio se esperaba para octubre próximo pero se postergó ya el año pasado para junio de 2015.

Quijano ha dicho que en caso de llegar a un acuerdo para que el GUPC continúe con el proyecto, se concluiría en diciembre de 2015, lo que traerá un "lucro cesante de US$95,3 millones" a la vía interoceánica.

De darse la salida del consorcio, el gasto adicional a los 3.118 millones establecidos en el contrato llegaría a los "US$400 millones", y el tiempo de trabajos seguramente se prolongaría por un periodo no especificado, según Quijano.

La construcción del tercer juego de esclusas permitirá el paso de barcos con hasta 12.600 contenedores, casi el triple de lo actual, por el Canal de Panamá, por donde transita casi el 6% del comercio mundial según datos oficiales panameños.