La central contará con dos grupos de Caldera-turbina, y cada uno de ellos tendrá una potencia instalada de 120 MW, que le permitirá generar 240 MW que serán incorporados al Sistema Argentino Interconectado (SIN).

Con la presencia del subsecretario de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio, Roberto Baratta, se realizaron pruebas en la subestación eléctrica encapsulada, GIS (Gas Insulated Switchgear), la cual recibió energía del SIN por 220 KV.

Esta subestación es la única en el país con este nivel de tensión y es de última tecnología, afirmó la cartera de Planificación mediante un comunicado difundido esta tarde.

Entre las ventajas de este tipo de tecnología se puede mencionar que reducen la superficie de una subestación convencional entre un 30% y un 60%, y además al estar encapsuladas elimina definitivamente los arcos eléctricos.


Por último se habilitó la subestación transformadora Río Turbio con pruebas en vacío con una potencia de 60 MVA.

El ministerio destacó que "ambas pruebas resultaron exitosas con lo cual se cumple con otra etapa más para incorporar la Central Térmica Ro Turbio al Interconectado Nacional".

La nueva Central térmica generará 240 megavatios de energía a partir del carbón proveniente del Yacimiento Carbonífero Río Turbio, con la intención de aprovechar al máximo las abundantes reservas de este mineral y la revalorización de la actividad minera en la cuenca.

Para poder cumplir con la provisión de la materia prima, se realizó una fuerte inversión para reequipar la mina con máquinas de última generación que permiten extraer el recurso del carbón de uno de los nuevos frentes largos que se abrieron en su interior.