Willemstad. La planeada reanudación de la refinería Isla de 335.000 barriles de crudo por día en Curazao fue postergada de nuevo por problemas técnicos en su unidad de craqueo catalítico, dijo hoy un portavoz de la planta.

La antigua refinería, administrada por la petrolera estatal venezolana
Pdvsa, ha estado sin operar desde marzo debido a problemas de suministro de electricidad. Desde entonces no se han cumplido los plazos para retomar operaciones.

Isla debía reanudar funciones la semana pasada, pero el portavoz Kenneth Gijsbertha dijo a la prensa local que la planta comenzará a trabajar ahora el 26 de diciembre por problemas en la unidad de craqueo, el proceso que convierte el petróleo crudo en gasolina.

Desde 1985, PDVSA ha operado la enorme refinería en la isla caribeña de 150.000 habitantes, que se encuentra 64 kilómetros frente a la costa venezolana.

Isla representa más del 10% de la capacidad global de refino de la empresa.

Un depósito junto a la instalación puede almacenar hasta 16 millones de barriles de crudo y se ha convertido en un importante punto de tránsito para los embarques de petróleo venezolano hacia China.