Monterrey, México. Praxair México, una subsidiaria de  Praxair, Inc. firmó este martes un contrato con Johnson Controls para construir y operar una planta para suministrar oxígeno al proceso de reciclado de baterías en García, Nuevo León, México.

Bajo el nuevo contrato, Praxair México suministrará 140 toneladas de oxígeno por día para la recuperación de plomo de 12.5 millones de baterías de plomo y acido por año de Johnson Controls.

Con esta planta, Johnson Controls tendrá la capacidad para reciclar el 100% de las baterías que produce en México. Las operaciones están programadas para iniciar durante el cuarto trimestre del 2010.

“Escogimos a Praxair para este proyecto porque hemos estado satisfechos con su servicio y confiabilidad a lo largo de varios años,” dijo Rodrigo Pavón, director de proyectos estratégicos de Johnson Controls.

Praxair actualmente suministra a cinco sitios de Johnson Controls en México.

“Estamos contentos de implementar nuestra red de sistemas de suministro de clase mundial para Johnson Controls, contribuyendo a su crecimiento en México,” dijo Murilo Melo, presidente y director general de Praxair México, abastecedor líder de gases industriales en México, que opera como compañía global con eficiencia local.