Caracas. Para cubrir sus necesidades alimentarias, los consumidores venezolanos siguen invirtiendo cada día. De hecho, el último informe del Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas) de la Federación Nacional de Maestros, señala que al cierre de octubre el costo de la canasta alimentaria familiar se ubicó en 2.655,93 bolívares fuertes (US$61,7), un alza de 1,5% respecto al precio vigente un mes atrás.

El análisis del Cendas, que mide el costo real de mercado de los principales rubros alimenticios que conforman la dieta básica para una familia de cinco miembros, señala que en lo que va de año el precio de los alimentos se incrementó más de 32,3%; monto que dista mucho del 27,1% reflejado por el Banco Central de Venezuela (BCV) en su informe correspondiente a septiembre 2010.

Las cifras dadas a conocer por el Cendas revelan que en los 10 primeros meses del año, el costo de los alimentos superó en 149% el monto reflejado en el mismo período de 2009.

La comparación anualizada es igualmente contundente, toda vez que el Cendas asegura que desde octubre de 2009 hasta octubre de este año el costo de la canasta básica se incrementó en Bs.F. 765,17, lo que significa que las familias venezolanas gastan hoy 40,5% más para satisfacer sus necesidades en comparación con el año pasado.

Los datos del Cendas contrastan fuertemente con las cifras ofrecidas por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), que en su informe correspondiente a septiembre pasado señala que el costo de la canasta básica normativa se ubicó en 1.334,67 bolívares fuertes, monto que se ubica casi 50% por debajo de los resultados del ente privado.

Ello puede explicarse cuando se toma en cuenta que las cifras oficiales solo incluyen los precios regulados de los alimentos, mientras que los datos del Cendas promedian el costo de mercado real en diferentes tipos de establecimientos comerciales.

De hecho, el organismo adscrito a la Federación de Maestros señala que para octubre, la brecha entre los precios controlados y los costos de mercado se ubicó en promedio por encima de 75%.

Como es de suponer, el alza de precio de los alimentos afecta de manera particular a las familias con menores ingresos, quienes según estimaciones de analistas privados invierten más de 50% de su presupuesto en la compra de alimentos.

Asimismo, el dato no se compadece con el aumento de sueldo mínimo decretado por el Ejecutivo este año: tomando en cuenta que éste fue de 25%, la inflación solo en alimentos supera en más de 15 puntos porcentuales el incremento otorgado este año.

De hecho, las estimaciones del Cendas señalan que al cierre del décimo mes del año, el salario mínimo (Bs.F. 1.223,89, equivalentes a US$28,4) cubría solo 46,1% del costo de la canasta familiar, por lo que las familias venezolanas deben disponer de 2,1 sueldos básicos para cubrir sus requerimientos nutricionales.

El estudio del Cendas señala que al cierre de octubre siete de los once rubros que integran la canasta alimentaria familiar experimentaron alzas de precios, mientras que tres se consiguieron a un costo menor respecto al mes pasado.

Entre los productos que sufrieron el mayor alza destacan leche y quesos, debido a la escasez de materia prima, lo que llevó a que el kilo de leche en polvo experimentara un incremento de 53,2% en un mes, al conseguirse en promedio en Bs.F. 30, 66,3% por encima del precio regulado de Bs.F. 17,96.

A su vez, el queso blanco duro se vende en Bs.F. 47,20 (promedio), un precio que supera en 97% el costo regulado de Bs.F. 23,92.

Otros rubros que aumentaron de precio fueron grasas y aceites (5,2%); salsa de tomate y mayonesa (3%) y pescados y mariscos (1,8%). En este apartado es de destacar el incremento de casi 200% que tienen las sardinas enlatadas, que se consiguen en Bs.F. 4,6 la presentación de 170 gramos, cuando su precio oficial es de 1,55 bolívares fuertes.

Las carnes y sus preparados subieron en octubre 1,5%; los granos 1,4%; y raíces y tubérculos 1,1%. Bajaron de precio azúcar y sal (-22,8%); cereales (-1,1%) y frutas y hortalizas (-0,3%).

En cuanto al abastecimiento de productos básicos, el Cendas reveló que en octubre este indicador se ubicó en 12,3%, lo que significa que 12 de los 100 artículos más demandados presentan fallas de suministro.

Leche en polvo, sardinas enlatadas, margarina, azúcar, aceite, harina de trigo y café, son los productos que más escasean.